5 nov. 2013

¡Y ahora tenemos un jardín!

La casa tenía originalmente un patio de baldosas con una fuente en el centro y dos canteros con rejas bajas a los lados, donde se amontonaban plantas y yuyos. Las rejas las recuperamos para otros sectores, la fuente decidimos restaurarla y moverla a uno de los laterales para dejar libre el centro y las baldosas se fueron una a una para no volver. 
El galpón del fondo se transformó en el sector de parrilla y reemplazamos el techo por una pérgola que esperemos pronto se llene de jazmines y bignonias (por ahora miden dos metros y trepan un poquito cada día). El pequeño galpón de la izquierda se transformó en el lavadero, al que le agregamos una ventana para que sea más luminoso.
Y un día, finalmente, "plantamos" los panes de grama bahiana, los regamos muchísimo y logramos que prosperen. Acá les dejamos algunas fotos para que puedan ver todos los cambios.
F&P 
Tres etapas
El patio de baldosas original.
Sin baldosas, aún con el galpón del fondo en pie.
Pasto verde, pérgola, sol y el jazmín trepando poco a poco. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...